My Blog

La mejor conferencia para tu vida

No comments

No hay mejor conferencia. La mejor conferencias es la que puedes tener contigo, de ti para ti, esta que te lleva a tomar acción, que te lleve a decir ¡Basta!, y que te lleve a crear una conversación diferente para que tomes acciones diferentes y generes resultados extraordinarios. Ve dela mano con Mauricio Zambrano y encuentra la mejor conversación contigo.

Te dejo el video, pero también la transcripción si es que no te quieres perder ningún detalle.

Transcripción

Bienvenido de nuevo al mejor momento de tu vida. Hoy no solamente es el mejor día de tu vida, es el último día de tu vida, donde vas a vivir desde tus límites, desde tus barreras y desde lo que no funciona para hacer tus sueños realidad, que tú y la gente de tu vida se merece.

Bienvenido a un momento nuevo con una página en blanco y al final de este video te llevarás algo grandioso para que definitivamente comiences a vivir la vida que tú mereces vivir.

Bueno y tal como te lo dije desde el comienzo, pues se trata finalmente de que cierres este espacio, cierres este capítulo y comiences uno nuevo.

¿Cómo se hace eso? porque finalmente, ¿Sabes que puede estar pasando? No sé si sea tu caso, pero leemos libros, muchos libros, vemos videos, escuchamos a los Gurús, queremos estar en el grupo donde está el Gurú y el que da la respuesta más grande o el que tiene más seguidores y andamos en busca de “eso” allá afuera, allá afuera, allá afuera…

Ahora la pregunta es: ¿Los resultados que estás teniendo hasta hoy en tu vida son extraordinarios? Realmente ¿Estás al 100% a gusto contigo y con esa realidad que has creado en tu vida?

Todos estamos en la búsqueda

No sé en qué porcentaje puede estar eso, solo tú lo sabes y lo que te he dicho no es ni bueno ni malo, muchos andamos en esto. Estamos en una era de nivel de conciencia diferente, estamos escalando el Everest, y estamos encontrando a veces rocas, más afiladas, sentimos que caemos y tal vez hay días que caemos y queremos encontrar esa respuesta, en ese programa de televisión, en ese entrevistador, en ese Gurú. Tal vez en el momento en que lo escuchamos, finalmente sentimos que sí, nos llena muchísimo y te llenas tanto de valor, que después que termina la conferencia, el taller, el video lo que viste, sales y otra vez la corriente te arrastra en segundos.

Te encuentras con una situación en tu casa, en tu trabajo, empiezas a acordarte de lo que pasó y parece que todo eso se fuera por un hueco donde se va el agua limpia, o sucia y se perdió, te quedas con algo mínimo y sigue la vida igual, teniendo problemas en la familia, que no logras resolverlos y vuelves otra vez a buscar ese momento.

Efecto alka seltzer

Parece que esos eventos se vuelven como la amortiguación, que es lo que yo le digo el efecto alka seltzer. Echas el alka seltzer en el agua, la espuma sube y sube muy rápido y después baja y se queda ahí.

Se requiere (y tal vez por eso hemos llamado esto La mejor conferencia), se requiere la mejor conferencia contigo, no hay mejor conferencia. La mejor conferencias es la que puedes tener contigo, de ti para ti, esta que te lleva a tomar acción, que te lleve a decir ¡Basta!, y que te lleve a crear una conversación diferente para que tomes acciones diferentes y generes resultados extraordinarios.

Historia del Halcón

En la época de los reyes, de las monarquías en Europa, el halcón era parte importante del movimiento jerárquico y saber esa parte de manejar los halcones, era muy importante y hasta los reyes y sus séquitos, los más cercanos, algunos tenían la característica. Magos, brujos, informantes, medían mucho por el resultado de estas aves, si realmente el Rey iba a durar o no, ¿Cómo estaba el sistema?

Uno de esos días, habían dos pichones que tenía este Rey y los tenían muy en observación para que volaran, estaban trabajando mucho con ellos y finalmente solo uno voló. El otro no había manera de que volara, era totalmente complicado y nadie pudo. Casi que el Rey cortó cabezas porque trajo gente del lejano país, expertos en estas aves grandiosas y finalmente nadie pudo hacerla volar. Hasta que un día, asomado en su balcón, el Rey con sorpresa vió que el halcón voló.

Pasó volando y dado eso, inmediatamente llamó a la gente y dijo: ¿Qué pasó? ¿Qué hicieron? Y se fueron a buscar qué había pasado, hasta que llegaron con un campesino donde el Rey, y le dijeron: “Él es el responsable de que el halcón haya volado”. Con gran sorpresa, porque se supone que era gente muy entrenada el que lograba manejar esos animales. El rey le preguntó: “¿Qué hiciste?”, y el campesino dijo: “Nada, le corté la rama… Le corté la rama”.

¿Cuál es tu rama?

¿Qué estás pensando en este momento? ¿Cuál es esa rama que te tiene inmóvil? Porque ¿Sabes qué? La vida a veces nos corta la rama, la vida viene y nos corta la rama, por un accidente, porque mi pareja me termina, porque mi trabajo me sacan, porque quiebra la empresa y la vida viene y “nos corta la rama”

Y nos corta la rama porque tenemos alas suficientes para volar, pero estamos aquí quietos, quedados. ¿Vale la pena esperar que venga alguien y te corte la rama para que por fin vueles? O ¿Será que tienes la capacidad de mirar hacia adentro, de dejar de buscar afuera y mirar hacia adentro?

Y decir: “Yo tengo la capacidad de cortar la rama” y ¿Cuál es esa rama? porque no te estoy diciendo que cortes a tu familia, a tu pareja o que cortes a tu empresa. ¿Cuál es esa rama? Yo puedo entender que da mucho miedo, da miedo cortar esa rama y salir a volar, porque tal vez lo que podemos pensar es:

  1. No va a funcionar.
  2. No me van a funcionar las alas y después me quedaré en el salto como en el paracaídas.

¿Cuál es la forma de probar el paracaídas? ¿Sentados en un avión se prueba? ¡No! la única manera es que te lances. Yo creo que tú has visto formas de vuelo en paracaídas. Normalmente el paracaídas no se abre inmediatamente. Hay que esperar un tiempo en el aire y luego sí, soltarlo.

La mejor conferencia para tu vida

La mejor conferencia para tu vida

Es decir, cuando soltamos los miedos y cuando nos lanzamos fuera de esos límites que nos están cerrando la vida, queremos que sea ya el resultado y hay que esperar un tiempo, hay que esperar un momento y creo que no se trata de tiempo sino de tempo, de tempo que es una palabra más desde el alma, desde el corazón.

Ese tempo que finalmente la vida te va a dar y que estoy totalmente claro porque ha sucedido en mi vida, que va a llegar ese momento cuando por fin sueltas, porque el que se lanza en el paracaídas o el halcón que finalmente abrió las alas y voló. se disfruta el vuelo y se disfruta el vuelo en caída o se disfruta en vuelo en subida.

¿Estás disfrutando la vida realmente? ¿Qué es eso que te tiene amarrado a ese palo? ¿Qué no te permite salir?

La mejor conferencia para tu vida

La mejor conferencia para tu vida

Imagínate tres círculos. En el primer círculo estás tú, encerrado y ahí está tu vida ahora, con todos esos límites. Llámala esa parte como quieras, tu vida, tu rutina, pero ahí estás. Hay un círculo siguiente que se llama círculo del aprendizaje y hay un tercer círculo que se llama: Realización.

Voy a ir por cada uno. En el primero no hay mucha vida, es decir, gracias a Dios tienes salud, estás vivo, pero finalmente no estás disfrutando el camino y ahí como que todo se empieza a evaporar.

Decía en la película Samsara, que si no la has visto, te la recomiendo, es un monje tibetano que finalmente desde pequeño está como monje, dura tres años meditando y luego quiere salir a vivir la vida normalmente, como cualquier ser humano.

Cuando regresa de 3 años de meditación, encerrado y está regresando a su pueblo, hay una piedra que tiene una frase que dice: ¿Cuál es la forma de evitar que una gota de agua se evapore? Después de mucho tiempo, el tuvo esa pregunta allí, eso lo llevó´a cambiar su vida y a cambiar muchas cosas. Pero después de regreso, (porque todos creo que vamos al camino de regreso finalmente), llegó al mismo lugar donde estaba la piedra, le dio la vuelta y detrás decía, la respuesta.

Repito la pregunta: ¿Cuál es la única manera de que una gota de agua no se evapore? y por detrás decía: “Lanzándola al mar, lanzándola al mar”. ¿Sabes? ¿Al mar de qué?  ¿Cuál es tu mar? El mar de las posibilidades, el mar de las preguntas, el mar de las dudas. ¿Cómo sería lanzar esa gota de agua que hay en tu vida, que está limitando que está cerrando posibilidades, lanzándola a un mar de posibilidades?. Lanzándosela, abriendo…

Pero ahí viene el segundo círculo, que es el del aprendizaje. Para que demos ese salto y salgamos de allí de esa zona, hay que pasar por un círculo de aprendizaje, que puede ser amargo, que puede ser espectacular, que puede ser grandioso, que puede venir en una quiebra, en un momento totalmente emocional muy grave en una pérdida.

Tú eliges cómo hacer. Si tú eliges que ese paso sea totalmente poderoso, pues va a ser poderoso independientemente de lo que suceda. Pero dado a ese gran aprendizaje, dado ese momento difícil, tal vez tienes problemas en tu empresa, tienes problemas con tu pareja, tal vez en este momento el dinero no está, no lo ves, tu situación financiera te tiene totalmente apretado o apretada, tal vez no ves posibilidades de nada o tal vez llevas una vida espectacular y grandiosa y quieres ir a otro nivel subir a un estándar diferente y no encuentras el camino y no encuentras la manera.

Se requiere ir a ese círculo de aprendizaje y tal vez eso que te está sucediendo sea aprendizaje, pero si no lo tomo como un aprendizaje, entonces se va a volver un espacio ser víctima.

De ir por allí preguntándome ¿Por qué me pasó ésto?, ¿Por qué me está sucediendo esto? ¿Por qué a mí, si he sido tan bueno, tan comprometido? ¿Por qué la vida me está pasando esta factura?

La vida no te pasa ninguna factura desde mi punto de vista, la vida te lleva a entrenarte a otro nivel y en ese otro nivel pues hay pruebas más fuertes cada día, como cuando entramos al gimnasio, tal vez al principio solo hacemos cardio, pero si realmente quieres llevar todo tu cuerpo a todo nivel, entonces el entrenador te va a poner otras cosas, a hacer máquinas, más pesas, a hacer muchas más cosas y cada día va a ir subiendo ese nivel.

Tal vez sin no lo subes y si no te exiges no creo que quieras seguir yendo a ese gimnasio. Y mira que ese gimnasio de la vida hay cosas importantes. ¿Sabes? hay tres tipos de personas que van al gimnasio, unas que van solo a hacer a lucir la ropa que se compraron, los zapatos de última marca o sencillamente llegan se toman una selfie al lado de la máquina, la suben a Facebook y dicen ¡Guao! está yendo al gimnasio, ¡Qué maravilla!

El otro hace lo mismo, pero de repente, intercambia teléfonos, hace amigos. Al fin y al cabo estos dos cuando pasan los meses como quedaste de ir al gimnasio? Porque jamás realmente ha hecho nada en el gimnasio.

Y el tercero es el que va con el short roto, la franela como sea, zapato de un color o de otro, no se está fijando. Apenas entra al gimnasio, ¿Adivina quien es el primero que le llama? Su entrenador le dice, ven para acá Mauricio, vamos a empezar el GYM 30 minutos, acá, y de ahí parte todo, parte algo que crea y es la diferencia porque ese tercer ser humano a diferencia de los otros dos tú puedes sacar una lista grande cual es la diferencia entre ellos pero la más importante es que están comprometidos.

Este ser humano está comprometido realmente con eso que está buscando. Los demás no sé qué tan comprometidos están. Pero si te invito a que mires dónde está tu compromiso realmente, porque la suma de todo esto, viene a tener un común denominador que se llama: Compromiso.

Y no es el compromiso con nadie, es el compromiso contigo. Son esas promesas que te haces cada vez que oyes el video, lees el libro, vas a la conferencia, escuchas al gurú y dices sí sí sí, tal vez el ve el video varias veces, tal vez dices: “¡Guao!, como me gusta escucharlo, cómo me gusta leer libros de ese ser humano. La pregunta es: ¿Por qué no estás viviendo el nivel y la vida de ese ser humano? ¿Qué te lo impide?

Tu tienes la respuesta. Desde mi punto de vista, no te lo debería impedir nada, de hecho ellos muchas vecesesos gurús vieron videos, y llevaron una vida corriente hasta que un día dieron ese salto cuántico y entendieron que no era afuera, entendieron que era adentro y desde que miraron para adentro como miramos los líderes, empezaron a comprometerse.

Primero comprometerte ¿Porque sabes qué? En esto nos decimos muchas mentiras, nos decimos mentiras para quedarnos ahí en esa vida, en esa zona. Yo te voy a listar las 5 principales mentiras que nos decimos sobre todo cuando vamos a eso, a los gurús, o al libro, o vemos la película, etc. como Samsara excelente. Si tu eres esa gota de agua pues a ¿Qué mar de posibilidades te vas a lanzar? ¿Dónde están tus sueños incluidos?

La primera mentira que normalmente nos decimos es:

No tengo por qué hacerlo a la larga

Cuando doy entrenamientos vivenciales, normalmente hay gente que el primer día hacia el segundo ya no regresa. Normalmente es un 5% y tienen todas las excusas. Se les enfermó un familiar, se le muere un familiar, tienen procesos emocionales muy fuertes y terminan enfermos en sus casas. En fin, no regresan y tal vez el primer día porque son entrenamientos vivenciales de alto impacto están allí sentados y dicen: “¡No tengo por qué hacerlo! Yo soy yo y punto, yo soy yo y como soy yo, se acabó”.

Porque cuando tú escuchas este tipo de videos, conferencias, charlas, nadie te está diciendo que hagas eso exactamente, ni siquiera qué hacer. Yo no te voy a decir hoy qué hacer, no te voy a dar los pasos mágicos para hacerlo. Te voy a invitar a que si miras para adentro y lo sabes hacer, desarrollas tu líder, los vas a encontrar, los vas a descubrir sin embargo, si no te comprometes y no los pones en acción no va a pasar nada.

Por eso decimos, no tengo por qué hacerlo, no es este momento, ando en otras cosas, ¿Por qué tengo que hacer lo que dice ese señor? ¿Por qué tengo que hacer lo que me dice el libro?.

Tu no tienes que nada… es diferente si eliges. Porque sabes qué, déjame decirte que lo que ha pasado hasta hoy en tu vida, tú lo has elegido, el sitio donde estás tú, lo has elegido. Tú lo has elegido porque si no lo hubieses elegido, estarías en otro lugar, en otra parte y esa elección no ha sido ni buena, ni mala. Ha sido…

Porque la vida no es ni buena ni mala, la vida es ¿Qué está pasando en este momento?, ¡Está sucediendo ahora!

El segundo punto es:

No es el momento adecuado

¡Ahorita no!, porque tengo un viaje. ¡Ahorita no! porque es que me estoy preparando para no sé qué. ¡Ahorita no! porque estoy haciendo la certificación tal. ¡Ahorita no! porque mis hijos van para la universidad o van para el colegio. ¡Ahorita no! porque es que mi hija se va a casar, ¡Ahorita no! ¡Ahorita no! Y cuando estés en una cama acostado ¿Sabes quién va a estar alrededor de esa cama reclamándote horriblemente porque ya te vas a ir y te vas a morir? ¿Sabes quienes? Tus sueños.

Tus sueños van a estar allí diciendote: “Egoísta, sabes que te estás yendo y nos toca irnos contigo. Porque si tú nos hubieras dado vida, estaríamos ya creando algo diferente teniendo una vida propia y seríamos tu legado y seríamos eso que van a decir el día de tu entierro en tu obituario”.

Estamos despidiendo a un gran hombre, a una gran mujer que nos dejó esto. ¿Qué es eso que tú hasta hoy crees que estás dejando? Y si eso te satisface y es muy grande maravilloso, ¿Cómo sería llevarlo a otro nivel? Y si no lo es, llegó la hora de tomar acción.

Llegó la hora de crear algo diferente y deja de decir: “Es que no es el momento”. Porque tú sabes que se llama procrastinar y es ese algo que hacemos normalmente: comenzamos y no terminamos, comenzamos y no terminamos.

Y ahí están como dice la canción “pasito a pasito”, pero pasito a pasito pa´trás, viviendo la historia de lo que me pasó y no la interpretación poderosa de esa historia para crear algo totalmente nuevo y desde ahí no va a pasar nada.

Entonces, viene el numero 3.

Comenzaré cuando…

Comenzaré cuando pase este Presidente, comenzaré cuando me vaya a vivir al otro apartamento, comenzaré cuando termine la carrera, cuando me case, cuando tenga mis hijos.

¿Cuándo vas a comenzar si vives mirando por el retrovisor? Si vives viendo hacia el pasado, desde ahí no vamos a comenzar nunca, y eso es lo que nos pasa a la gran mayoría de los seres humanos.

Estamos manejando la vida mirando por el retrovisor, no mirando por el panorama. De hecho, el espejo retrovisor es mucho más pequeño, ¿Te habías dado cuenta de eso?

Bueno y entonces viene el número 4:

No es para mí

Es que realmente lo intenté. Intenté (porque intentar es la forma más bonita de no hacer nada). Lo intenté pero no es para mí. No es para mí…

En estos días escuchaba a alguien cercano decir: “Proyecté tener un apartamento y finalmente moví las cosas, no se dieron porque fue muy ambicioso ¿Si yo hubiera apuntado a un apartamento más pequeño?, mas bajito, tal vez las cosas se hubiesen dado”.

¿De qué se trata?, se trata de trabajar sobre lo que tú eres ¿realmente te lo mereces? ¿Sobre tus sueños sobre crear una realidad diferente a la que tienes hoy? O se trata de finalmente sabotearte y siempre estar hablando en diminutivo: Mejor el carrito, mejor el apartamentico, mejor la parejita, mejor… y desde ahí entrenas tu cerebro.

Si bien los videos y las conversaciones de mentes millonarias, o si hablas con un millonario te vas a dar cuenta que siempre están pensando en grande, no usan diminutivos, ¿Conoces a alguien millonario? (Ojo que millonario no es el que tiene plata, millonario es un ser abundante, es un ser que está parado en abundancia en todos los aspectos de su vida)

Es una persona que no habla en diminutivos. Siempre está pensando en grande porque ya están escuchando la frase tan trillada: “Si vas a pensar de todas maneras… no vas a pensar en grande. Si vamos usando el mismo cerebro para para fracasar, para decirnos: No me lo merezco, ¿Cómo no puedo emplearlo para el otro lado?

Entrenarlo, entrenarlo y se trata de entrenamiento pero de entrenamiento conmigo, me pueden dar las miles de fórmulas.

Me acuerdo que la primera vez que fui a un curso de liderazgo, estaba muy chico, pues el liderazgo ha estado presente en toda mi vida. Esa oportunidad fui a mi primer curso  y cuando entré, por todo el salón habían regado libros y todos eran de liderazgo.

Había una persona que estaba frente, también había una silla vacía y el que está dando la charla, estaba a un lado y no hablaba , nadie hablaba, hasta que él dijo: “Ustedes a qué vinieron? Vinimos a un curso de liderazgo, miren los libros que están allí cualquier libro es de liderazgo y finalmente preguntó y ¿Por qué nadie se se sienta en la silla?,Bueno,  porque creemos que la silla era para usted que va a dar la charla.

La silla estaba vacía esperando que la ocupes que seas el protagonista que seas el autor, el protagonista. Que seas todo que ya lo estás haciendo pero están escribiendo un guión y una película. No sé de qué si es de terror, si es de tristeza, lamento, fracaso, una vida poco financiera.

¿Cómo sería sentarte y tomar el mando del director? Crear el guión que te mereces, ese que a veces te da vueltas acá pero que de repente un día te sientes que sí, que sí que es el guión. El hombre, la mujer poderosa grandiosa con todo una vida de merecimiento y de repente al otro día no.

Manejarás todo… esto terminas el video, no se si te gustó o no tal vez digas sí. Pero no sé cómo hacerlo, no sé cómo hacerlo y nos quedamos en eso y ¿Sabes qué? Si te hablo de los grandes líderes como Jesús, Ghandi, la Madre Teresa, o de los grandes empresarios del mundo: Steve Jobs, el dueño de Google, Mark Zuckerberg, Henry Ford, ellos tampoco sabían cómo hacerlo.

Yo de vez en cuando veo un video de John F Kennedy cuando en 1961 le dijo a todos los Estados Unidos y al mundo que iban a lanzar un cohete a la Luna. Dijo: “En esta década vamos con materiales que nos vamos a inventar, no existen, nos los vamos a inventar y habló de una cantidad de cosas, que en ese momento físicamente no existían.

Pero en él sí existían. Y toda la gente que lo estaba viendo, y toda la gente que estuvo en esa transmisión televisiva, dijo, ¡Claro que sí!, Lo pudieron ver, lo sintieron, se vistieron de eso.

Por eso hablamos de vestirte de la meta. No se trata de que hagas planificaciones que diseñes muy bien la meta, vístete actúa como si ya estuviera pasando. Él dijo, nos los vamos a inventar y sí vamos a estar en la Luna y el hombre llegó a la Luna. No sabía cómo hacerlo, dijo, nos lo vamos a inventar.

Inventar no es hacer cuentos en el aire ni nada de eso, inventar es tomar acción, inventar es transformar tu cerebro en una conversación poderosa que te lleve a decir sí, existe ya está pasando, por lo tanto necesito la evidencia para verlo y vivirlo. Pero ya está pasando, él se lo creyó y aunque no vivió para verlo, lo dijo.

Y fue su gran legado, por eso estoy hablando hoy de él aquí…

Si no sabes como hacerlo, créalo y créetelo, con esto te dejo hoy. Sé que son muchas cosas al tiempo, que vas a trabajar mucho, sin embargo, siempre estoy en línea, recuérdalo. www.mauriciozambrano.com.

Estoy a un link y a un abrazo…

Transcripción y edición de textos a cargo de Rosángel Aguirre Ruiz.

Mauricio Zambrano R.La mejor conferencia para tu vida

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *